Uncategorized

¿Vivienda nueva o de segunda mano?

febrero 13, 2019

promotora inmobiliaria

A la hora de acudir a una promotora inmobiliaria como Larvin, nos encontramos con un dilema si queremos adquirir una vivienda. No sabemos si acertar con viviendas de nueva construcción o mejor decantarnos por viviendas de segunda mano.

Cada persona particular o familia tiene necesidades y circunstancias diferentes. La vivienda que les puede venir bien a unos, para otros puede resultar un gasto inútil. Vamos a contarte en muy pocas palabras las ventajas de cada una de ellas.

 

Viviendas de nueva construcción

1. Cero reformas.

Se trata de casas que no necesitan ninguna reforma en principio. Acaban de construirse por lo tanto todas las tuberías, instalaciones eléctricas, techos y paredes no necesitan ningún tipo de remate o retoque.

 

2. Vive en ellas desde su construcción.

Una vez esté construida y tenemos el contrato firmado, podremos instalarnos en el mismo momento. Sólo tendremos que amueblarla y listo.

3. Más tranquilas.

Al estar los cascos urbanos ya llenos, las casas de construcción nueva, salvo raras excepciones, se encuentran más apartadas. Con lo cual viviremos con menos ruido, más sitios de aparcamiento disponibles y en resumen mayor tranquilidad y calidad de vida.

4. Energía eficiente: su punto fuerte.

Este tipo de viviendas se construyen en base a las nuevas normativas de las leyes que se basan en la eficiencia energética, por lo cual están actualizadas y mejoradas. Por lo tanto este tipo de viviendas son capaces de aprovechar mejor los recursos y nosotros de ahorrar más.

 

Pero también nos encontramos con otro tipo de ventajas en las viviendas de segunda mano

1. Precio.

Inevitablemente los precios de una vivienda de segunda mano son más competitivos que los de una vivienda de obra nueva. Tienen buena relación ubicación-precio y en muchos casos, sumando la reforma que necesitarán, salen más rentables económicamente.

2. Ubicación.

Suelen estar situadas en el centro de la vida social. Pueden contar con mejores redes de transporte y de servicios públicos ya que la ciudad ha crecido en torno a ellas.

3. Reforma lo que quieras.

Tenemos la posibilidad de tirar hasta los cimientos y de volver a reformarla a nuestro gusto personal.

4. Sostenibilidad.

Comprar una casa de segunda mano implica meterte en reformas, pero así podrás emplear materiales aislantes y sostenibles. Aislar térmicamente las fachadas, colocar dobles ventanas, etc.

5. Ventajas fiscales.

Sale más barato comprar una vivienda usada que una nueva a la hora de pagar impuestos. El IVA de las viviendas nuevas está en el 10%  mientras que el de las antiguas oscila entre el 6 y el 10

6. Tiempo.

Como nos explica la promotora inmobiliaria, una vivienda de obra nueva se puede comprar en plano para que nos salga económica. Mientras que en ese contexto tenemos que esperar, en una vivienda de segunda mano podremos entrar incluso de inmediato si no necesita mucha reforma.

Sea como sea y la elección que tomemos, en las promotoras inmobiliarias te informan de todas las ventajas y desventajas adaptadas a tu situación personal. Al final una casa, nueva o no, siempre es de la gente que vive en ella día a día y le da su toque personal.

You Might Also Like

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies