Energía

Desde el Egipto faraónico hasta nuestro televisor

febrero 12, 2019

Si pensamos en el mundo en el que vivimos ahora, nuestra concepción de comodidad no sería posible sin la electricidad. Los cables, los enchufes, las estaciones eléctricas, los centros de transformacion (www.matyse.es) de nuestros hogares son los que nos brinda este maravilloso invento.

Sin todos ellos, aunque en nuestro día a día pasen desapercibidos, no podríamos disfrutar de las comodidades que ahora tenemos: la radio, la televisión, internet, la luz, todos los aparatos electrónicos de las casas, los hospitales, etc. han tenido un gran impacto en la evolución de la sociedad, modificando nuestro comportamiento e impulsando grandes cambios.

Todas estas tecnologías tienen dos cosas en común: funcionan con electricidad y han sido tan fundamentales que la nueva era mundial se debe a ellas.

Probablemente la gran mayoría de nosotros haya nacido demasiado tarde para saber con exactitud lo que significó la llegada de la electricidad a los hogares. Esta probablemente haya sido el cambio que ha influenciado más a la humanidad desde tiempos remotos.

Al igual que pasó con la rueda pero a mayor escala, la electricidad ha conseguido que nuestra sociedad de un avance abrumador solo en unas pocas décadas. Todo a nuestro alrededor funciona a base de electricidad. Que estés leyendo esto es posible gracias a la electricidad.

 

¿Nos remontamos un poco al pasado?

Aunque nos suene a leyenda y que la electricidad es un invento moderno, ya conocíamos esta rara fuente de energía hace milenios. Concretamente en Egipto existen registros de unos cinco mil años de antigüedad.

En estos registros, los escribas egipcios describieron peces eléctricos que habitaban las aguas del río Nilo y desde esos papiros otras tantas civilizaciones han descubierto animales marítimos parecidos.

Sin embargo, no fue hasta las primeras civilizaciones griegas donde se dieron los primeros intentos de dominar esta fuente de energía a base de electricidad estática y electromagnetismo. No estaban mal encaminados pero había fallos en algunos postulados.

También encontraremos defensores de la creencia de que las antiguas civilizaciones entendían la electricidad mucho mejor de lo que creemos. En las pirámides hay dibujos que asociamos con linternas y los Partos crearon piezas que podrían haber sido baterías rudimentarias.

No fue hasta el siglo XV cuando las civilizaciones árabes averiguaron que los rayos estaban formados por energía eléctrica. Y fue en 1646 cuando W. Gilbert se nombró como uno de los pioneros en interesarse por la electricidad más allá de un mero fenómeno de la naturaleza.

En 1865 Maxwell unificó el magnetismo y la electricidad como las manifestaciones de un mismo fenómeno. No fue hasta mediados del XIX que se empezó con el desarrollo del telégrafo Morse a base de electricidad.

Décadas después vendría todo el auge de esta gracias a inventores como Tesla y Edison.

Como comparativa podemos decir que cada uno de estos pequeños pasos fue primordial y en conjunto necesario a la hora de que con un solo clic tengamos nuestras habitaciones iluminadas de noche.

Pensemos en la electricidad de hoy en día como todos esos avances a lo largo de la historia. Desde que se genera en las centrales eléctricas, su paso y distribución a través de los cables de electricidad hasta llegar a sus hogares o empresas.

Al igual que no seríamos capaces de recibir la energía que circula a alta tension en nuestros hogares sin  que los centros de transformacion la transformasen en media o baja, tampoco habríamos sido capaces sin los primeros intentos de los griegos.

You Might Also Like

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies